viernes, 9 de julio de 2004

La Casa de Zamora realizará un estudio sobre los 50.000 zamoranos que residen en Madrid

Dos historiadores y dos sociólogos, dirigidos por el politólogo de origen sanabrés Manel Mostaza Barrios, trabajarán entre los meses de agosto y diciembre un amplio estudio para conocer la situación de la emigración zamorana en Madrid. El trabajo, denominado "Memoria oral y escrita de la emigración zamorana a Madrid", está organizado por la Casa de Zamora en Madrid, que preside Amador González, y contará con la colaboración del Servicio Regional de Empleo de la Comunidad de Madrid. Ahora mismo se trabaja en la fase de selección de los especialistas que realizarán el trabajo, que serán propuestos por la Comunidad de Madrid a la Casa de Zamora y se pretende que sean licenciados en Historia y Sociología y expertos en historia oral y flujos migratorios.

El trabajo será una gran recopilación de entrevistas a aquellos zamoranos que emigraron a partir de los años 40, para conocer las causas de la emigración. Habrá también una gran encuesta para conocer lo que han hecho los zamoranos en Madrid, los lazos que mantenían con otros emigrantes de la provincia, las profesiones y las empresas creadas, entre otras cuestiones.
Manuel Mostaza, descendiente de Santa Colomba de Sanabria, es licenciado en Ciencias Políticas y trabaja actualmente en una empresa de consultoría, será el coordinador de este trabajo y quien marcará los objetivos a los historiadores y sociólogos que van a realizar el estudio. También prestará su apoyo otro sanabrés, Benjamín González, que es catedrático de Sociología en la Universidad de La Coruña.

Presidente de la Asociación Furueto, creada hace varios años para agrupar a sanabreses en la capital de España, Manuel Mostaza no ha ocultado la ilusión que le produce dirigir este trabajo y aseguraba ayer mismo que «la emigración zamorana hacia Madrid tuvo un gran apogeo entre 1940 y 1970, y partir de entonces se estabiliza. Queremos recoger las opiniones, motivos, historias y otros datos de aquellos primeros zamoranos que vinieron a Madrid, a través de muchas entrevistas. Esto formará un archivo oral de gran valor sociológico e histórico y servirá para que en un futuro se pueda conocer mejor la emigración hacia Madrid. Creo que va a ser un estudio ilusionante que nos dará muchas claves de la emigración». Las cifras que manejaba Manuel Mostaza hablan de unos 50.000 zamoranos nacidos en nuestra provincia y que han emigrado a Madrid y cerca de 100.000 vinculados familiarmente a los anteriores, como hijos o nietos o familiares directos.

La idea de la Casa de Zamora, es que todo este trabajo se pueda publicar en un libro, acompañado de un CD, con un resumen de las entrevistas que se realicen, para ponerlo a disposición de las bibliotecas, ayuntamientos y organismos oficiales de Zamora y Madrid, como una parte importante de la historia de las gentes que emigraron.

Dentro de este colectivo de zamoranos adquieren gran importancia los sanabreses y carballeses residentes en la Comunidad de Madrid, quizá los que tienen mayor representación. Los primeros sanabreses que llegaron orientaron su trabajo hacia el taxi o la hostelería, como explicaba Manuel Mostaza. «Para estas profesiones se exigía poca formación, y la gente llegaba con muchas ganas de trabajar. Muchos jóvenes empezaron lavando coches, luego sacaban el carnet de conducir y más tarde la cartilla del taxi, y a trabajar. Lo mismo puede decirse de la hostelería, con multitud de negocios abiertos por gente de la zona, que han ido evolucionando y progresando hasta disponer hoy día de grandes establecimientos como bares, cafeterías y restaurantes de gran prestigio en la capital de España».

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si respetas a los demás al comentar, te respetamos el comentario.
Si no respetas a los demás, te lo borramos.